Y ahora?

Bueno, ha pasado. Ya ha pasado una situación que escaló hacia niveles impensables. Impensables y que no se tenía que haber llegado ahí.

Ahora, preguntémonos:

  1. Se podrá seguir llevando a efecto una revolución de izquierda con una policía y un ejército burgués?
  2. Se podrá seguir llevando a efecto una revolución de izquierda manteniendo las mismas anteriores estructuras burguesas heredadas de los otros gobiernos?
  3. Descontentos no estaban sólo la masa de policías que públicamente se manifestó. Siempre los manifestantes apoyan o siguen las ideas de otros. Ahora se sabrá realmente quiénes eran los descontentos todos?
  4. A estos descontentos se les expulsará o se les seguirá usando “mientras” para mantener el orden?
  5. Es esto una revolución de izquierda? O una revolución progresista burguesa?

Son realmente preguntas fuertes, yo me pongo en los pies del presidente y sé que con botar a la cúpula como seguro se hará no es todo. Yo me pongo en sus pies y al menos tendría una desconfianza enorme de ellos. Claro que ahora dirá: policías amigos, policías hermanos, no todos.. y frases así porque tampoco podrá ponerle nombres a todos en general y menos en estos momentos que ahora sí es mejor quedar bonito mientras se toman acciones.

Presidente, este es el momento! Si quieres acabar con esas estructuras burguesas, si eres verdaderamente revolucionario, aprovecha el estado de emergencia y toma las acciones para cambiar las estructuras, una a una. De lo contrario ahora todo irá bien, hasta un día, tarde o temprano. Sabes.. esto de mantener las viejas estructuras burguesas es lo que me hace pensar que esto no es una completa revolución de izquierda.

Este fue un acto poco coordinado de la policía, si hubiera sido coordinado hubiera sido muy feo, muy muy feo. Es cierto que se sintió una ausencia inmediata de ellos. Pero piensa, lo mismo hubiera pasado si los trabajadores eléctricos hubieran cortado la luz, se hubiera pensado qué cosa más drástica!.. pero coordinadísima no era… el hecho de que ellos no quisieron asistir a su trabajo (la policía) es una acción tan simple como decir: la voy a cortar. Lo digo no diciendo que era simple sino insinuando que pudieron haber dicho o tomado otras acciones mucho más graves además de decir no voy a asistir a mi trabajo.

Hay que oir, hay que conciliar opiniones, no es sólo yo digo y ya. Hay que hablar, convencer, oir, rebatir. Eso mismo que hizo frente a todos los policías en rebeldía.. eso tenía que hacerlo antes. Hablar es la base de todo eso.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.