Todo un embrollo

Estoy en Guayaquil, y anteayer noche dejé el celular olvidado en un local X del centro de Guayaquil, así que nada, perdido mi blackberry, ya estaba muriendo pero yo quería que durara un par de meses más, tampoco así botarlo por las puras!

Ayer me compré un maravilloso y funcional (y barato) motorola wx181, http://www.gsmarena.com/motorola_wx181-3289.php y solicité otro chip, el afortunado además de tomar mi celular, usó cuantos minutos pudo de él, yo recién hacía 3 días le había puesto 6usd en la promoción de 3×1 que había, y me quedaban 2.85, vaya que se dió gusto hablando.

Hoy recibo un SMS que dice: Hola mi amor, está ocupado, aún no sale? un SMS con acento de la costa si te fijas.. cogí un empute gigantesco, enorme! La novia del ladrón me escribió!! Por error por supuesto, la muy bestia me escribió!

Llamé a mi esposa para verificar por si acaso (soy monovaginal en estas épocas) y le dije: oye, me escribiste un mensaje hace un momento? Me respondió que no, por qué? Y le conté lo del SMS del párrafo anterior.

Por supuesto que sin mediar palabras todo quedó claro para ella, era la novia (o mujer) del afortunado! Ahora, cómo sacarle el nombre? Aunque sea el nombre? Bueno, yo propuse lo siguiente:

  • Llamarle y decirle: mire, ha habido un accidente con su novio … (como se llama?) y dejarle que soplara el nombre del novio. Como tenemos el nombre del local donde se perdió era ir a averiguar el nombre del afortunado y pedirle el teléfono.

Mi esposa decía algo lógico: con el acento serrano de ella, cómo iba a estar llamando a una guayaquileña a decirle de su esposo? La tipa iba a dudar!! Lógico!

Bueno, yo estaba en clases, así que seguí las clases y le dejé a mi esposa que se las ingeniara… a los 15 minutos me llama y me dice: “Es la esposa del inquilino!!!”

Tenemos un par de inquilinos que son de guayaquil que nos arriendan un dpto en Quito, resulta que ella se ha equivocado y me manda un sms a mi cuando era para su esposo, mi esposa entrena a mi hermana que tiene acento cubano “suave” no es el típico de La Habana, sino de Camagüey, para hacerle creer que le llamaban de una empresas de estas que te regalan tarjetas de crédito para comprar donde ellos…

Mi hermana le llamó, le sacó TODOS los datos, toditos, y para colmo el acento de ella es de la costa, por lo que coincidía con el patrón del acento de Guayaquil donde boté mi celular! La pobre inquilina tenía el número de mi esposa guardado en su celular y sabía quién le llamaba… y estaba pensando “estos quieren saber mis ingresos a ver si podemos seguir pagando el arriendo”.. y siguió dando datos…. cuando acabó de tomar todo mi hermana, tomó el teléfono mi esposa y comenzó a dar alaridos al estilo: “Su novio se ha robado el celular de mi esposo y si no me lo devuelven ahora mismo me voy a su empresa a armarle relajo”

Todo en medio de gritería, te imaginarás lo que pensaba la pobre inquilina le hablaba …. pero la otra no oía! Así que a la final ya le dice todo y se comienza a desenredar la madeja de lo sucedido! Y se comentaron lo que había pasado y cómo fue que todo fue escalando!

Resumen:

  • Ten cuidado a quién envías un SMS
  • No pienses que el afortunado que se encuentra un celular va a ser tan zopenco de pedir que le llamen a ese mismo número.

 

Todavía me río, pero qué vergüenza!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.