Barbarita

Barbarita, no la esposa de Kike, sino una compañera de la primaria. Me acordé de ella ayer.

Ayer fui a una competencia entre varias primarias de Ambato, donde la Gaby participó en relevo de 4x60m, corrió bien esa Gaby.

El tema es que habían otras disciplinas atléticas, como salto largo. Y yo veía al grupo de ninas saltar, con cuidado, como saltan las niñas, pero saltaban. Es decir, ellas no son de las que dan EL SALTO y repentinamente caen acostadas en la arena.. no, ellas van peinaditas, saltan como pueden, dan dos o tres pedaleos en el aire y caen de pie.. nada de llenarse de arena.

Pero hacen su esfuerzo!

No sé qué fue de Barbarita luego que acabé la primaria… pero barbarita era un caso.. a fin de curso éramos todos con un susto enorme porque nos tomaban pruebas de educación física.. planchas, cuclillas, abdominales, una carrera de X metros que te medían con un cronómetro, y luego una de salto. En este caso no era salto largo sino salto estático que no sé si exista pero era que ponías las puntas de tus zapatos detrás de una línea, te agachas un poco y púcata, te estiras durísimo y logras saltar lo que más puedas.. 60cms? 160cms? 200cms? En fin.. como pudieras.

El record lo obtuvo barbarita: 3cms.

Sí, TRES centímetros. Ella se ponía en la línea, y con total desgana daba un mísero brinquito que todavía hoy me saca de mis casillas caramba brincaaaaaaaaa, todos gritábamos barbarita brincaaaaaaaaaa.

Le hacían repetir la prueba, y todos ahí cogiendo sol.. y ella se ponía en la línea, se agachaba y .. .volvía a dar el brinquito… alabado sea el señor brincaaaaaaaaaaaaaaaaaa…

Me erizo de la desesperación hoy, 30 años después, al describir lo mal que nos poníamos todos.. lógico, cogiendo sol, jugando pelota, agarrándola por las manos para halarla, y nada.. aquello era como las vacas con miedo al agua.. no había quién le hiciera superar su meta de 3cms.

Por otro lado, como cuento colateral… me pusieron a jugar con ella una partida de ajedrez relámpago, de esa de 5 minutos. No por nada pero yo era estrella en eso.. los mejores iban a competir con otros grados y luego a las municipales, luego yo me veía compitiendo contra Kárpov o Kaspárov!! Yo era bueno en ajedrez.. un bueno dentro de la masa…comprendes?

Pues nada: a Barbarita le preparé un Jaque mate pastor, pero me dió pena algo tan complejo gastarlo con ella (lo digo con ironía), mejor le regalé una pieza para que me comiera con el peón de delante de su rey y entonces dejara abierto la posición delante del rey y meterle un mate pero de esos de los espectaculares que no podía ni moverse… le regalé la pieza… me comió.. moví entonces la dama para la fila delante de los peones, la idea era que luego simplemente pasaría la dama mía a la columna de su rey como andaba sin ese peón delante… mate seguro y trivial.. pero esto nunca llegó.

Barbarita en ese momento entró en shock, lo juro.. entró literalmente en shock, y no pudo mover más una put…..mejor me callo.. no pudo mover una pieza más. Yo le gritaba: “pero mueve algo!! mueve algo que se acaba el tiempo!!!” ella no podía.. simplemente entró en shock, no sabía qué CARAJOS MOVER.. y no movió nada por su estado de shock .. y al cumplirse los 5 minutos de ella con las manos arribas, haciendo amague de agarrar una, no, la otra, no, la de más allá.. al cumplirse 5 minutos se acabó el tiempo del partido relámpago y ella ganó. Y yo no pude competir con Kaspárov en el siguiente mundial por eso!

Moraleja: hay que cuidarse de las aguas mansas.. y no regalar piezas en el ajedrez, ni en la vida

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.